Evaluación de políticas públicas


¿Qué es una evaluación de Políticas Públicas?

La Evaluación de Políticas Públicas se define como el conjunto de actividades que se realizan mediante un método de análisis sistemático que utiliza información cualitativa y cuantitativa para valorar el de desempeño de un proyecto, programa o política pública. El fin que persigue la evaluación es emitir recomendaciones para mejorar la eficacia y eficiencia de las políticas públicas.

Evaluación de diseño

La evaluación de diseño es el proceso para proveer de información que retroalimente el diseño, gestión y resultados de los programas del gobierno federal. Esta evaluación está dirigida a los programas de nueva creación y que debe realizarse durante el primer año de implementación.

La información recabada en estas evaluación sirve para mejorar la lógica interna de un programa, es decir, para que los objetivos de este se encuentren alineados a resolver los problemas para los que fue creado.

La metodología para llevar a cabo estas evaluaciones es brindada por el Coneval y es homogénea para que todos los programas sean evaluados sobre los mismos criterios. La base son 30 preguntas que se deben responder sobre los lineamientos establecidos en la metodología referida.

La evaluación de diseño justifica la creación y diseño del programa, su contribución a las metas y estrategias nacionales, también sirve para determinar si tiene cuantificada su población potencial, objetivo y si existe claridad en sus mecanismos de elegibilidad. De igual forma permite saber si el programa cuenta con un padrón de beneficiarios y mecanismos de atención, cuál es su matriz de indicadores para resultados, su presupuesto y rendición de cuentas. Finalmente se determina su alineación con otros programas federales y cómo se complementa con estos.

 

Evaluación de consistencia y resultados

Analiza la capacidad institucional, organizacional y de gestión de un programa. Esta evaluación depende principalmente del tiempo de ejecución del programa público, ya que puede efectuarse a partir de los dos años de la creación de este.

Este tipo de evaluación analiza la lógica y congruencia en el diseño del programa, su vinculación con la planeación sectorial y nacional, la consistencia entre el diseño y la normatividad aplicable, así como las posibles complementariedades y/o coincidencias con otros programas federales. En síntesis, una parte de esta evaluación analiza la brecha entre el problema y los objetivos planteados.

Otra parte fundamental de esta evaluación es la planeación estratégica para identificar si el programa cuenta con instrumentos de planeación y orientación hacia resultados.

La evaluación de consistencia y resultados también analiza los principales procesos establecidos en las Reglas de Operación del programa o la normatividad aplicable, así como los sistemas de información con los que cuenta el programa y sus mecanismos de rendición de cuentas.

Por otro lado, también la cobertura y focalización es parte de esta evaluación, ya que se examina si el programa ha definido una estrategia de cobertura de mediano y de largo plazo así como sus avances.

Finalmente esta evaluación analiza la percepción de los beneficiarios y los resultados. Por una parte identifica si el programa cuenta con instrumentos que le permitan recabar información para medir el grado de satisfacción y por el otro examinar los resultados del programa respecto a la atención del problema para el que fue creado.

La metodología para esta evaluación es rígida y se ha unificado para todas las dependencias y operadoras de programas del gobierno federal, para garantizar homogeneidad en la aplicación de evaluaciones de ese tipo.

Fuente: CONEVAL

 

Evaluación de procesos

En este tipo de evaluaciones se recopila información y se analizar para contribuir a la mejora de la gestión operativa de los programas. Esta evaluación está sujeta a un tema de temporalidad, ya que el Coneval sugiere que se realice a partir del tercer año de operación de los programas.

Mediante esta evaluación se analiza si el programa lleva a cabo sus procesos operativos de manera eficaz y eficiente y si contribuye al mejoramiento de la gestión. Una de las características de estas evaluaciones, es que se detectan fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, mediante un análisis FODA. El objetivo de estas evaluaciones es que se cuenten con los suficientes elementos para determinar estrategias que incrementen la efectividad operativa y enriquezcan el diseño de los programas.

La metodología para este tipo de evaluaciones ya está dada por el Coneval, se basa en información recopilada en campo mediante entrevistas semi-estructuradas y de información de la misma dependencia u operadora del programa. La información se encamina para detectar cuellos de botella en los procesos, si la información fluye de forma adecuada y oportuna dentro de la misma dependencia. En otras palabras, se analizan todos y cada uno de los pasos que se siguen.

En Polaris se ofrece dentro de sus servicios, la evaluación de procesos.

Evaluación específica de desempeño

Las evaluaciones de desempeño son un mecanismo para el seguimiento de la política pública que tratan de cuantificar resultados parciales en cuanto a la eficacia, eficiencia y efectividad. Es decir, sobre el grado de cumplimiento de los objetivos o metas de una intervención pública, la relación existente entre los recursos utilizados y la población beneficiaria, así como la diferencia entre las metas programadas y las alcanzadas.

Se entenderá por desempeño el logro o resultados de actividades o acciones realizadas. En particular en el contexto de políticas públicas se refiere tanto al logro o resultado de las actividades o acciones relacionadas con bienes o servicios dirigidos a la población, como respecto de acciones vinculadas a la función de administración interna de gobierno (Guzmán, 2007:9).

Evaluar el desempeño de organizaciones gubernamentales, de sus políticas y programas, se ha convertido en una moda y una obsesión para el sector público. Una de las razones es, probablemente, que la diferencia entre las grandes necesidades sociales que hay que enfrentar y la cantidad de recursos disponibles para hacerlo sigue acrecentando su distancia: menos recursos y más necesidades son condiciones inevitables en el quehacer cotidiano de organizaciones públicas de diversa índole (Arellano, et. al.¸ 2012:9)

Las dimensiones del desempeño son:

  • Eficacia: Se refiere al grado de cumplimiento de los objetivos o metas de una intervención de pública
  • Eficiencia: Es la aplicación mínima de recursos cubriendo la mayor cantidad de metas u objetivos, o también puede ser la mínima cantidad de población sin cobertura con el máximo posible de recursos.
  • Efectividad: Es la relación entre metas programadas y metas logradas y puede verse como la diferencia entre metas programadas y logradas.

Las evaluaciones de desempeño en México se ligan a la Gestión para Resultados (GpR) dentro del Sistema de Evaluación de Desempeño (SED) que sirve de insumo para el Presupuesto Basado en Resultados.

Su importancia radica en comparar la realidad con los resultados esperados de la política pública para asignar una valoración del desempeño de esta.

 

Evaluación de impacto

La evaluación de impacto busca apreciar en qué medida el proyecto alcanza sus objetivos y cuáles son sus efectos secundarios (previstos y no previstos). Ambos tipos de evaluación (procesos e impacto) se distinguen, entonces, por el tipo de problemas (las preguntas que responden), las decisiones a las que afectan y los potenciales usuarios de sus resultados (Contreras, 1981; citado en Cohen y Franco, 2003).

Estas evaluaciones tienen la característica que las metodologías a las que se sujetan suelen ser rigurosas y requieren datos de la población beneficiaria y no beneficiaria de la acción pública antes de ser implementada y un tiempo considerable después de haberla implementado. De aquí deriva su complejidad y el tiempo que requieren estas evaluaciones ya que no todas las intervenciones públicas recopilan datos antes de implementar un programa por lo costoso que resulta.

La utilidad de estas evaluaciones es por un lado la retroalimentación en el sentido de hallar aquellos elementos que no fueron considerados desde el diseño. Por otro lado, se detectan posibles problemas sobre las estrategias y líneas de acción en las que se guía el programa. Esto permite corregir el rumbo de la política pública, ocasionando una óptima asignación de recursos.

La evaluación de impacto es un instrumento que contribuye a la toma de decisiones y a la rendición de cuentas, es decir, aporta información tanto para actores a nivel gerencial, como para los ciudadanos sobre la efectividad de los programas a los cuales se destina un presupuesto público. En general, este tipo de evaluación demanda un mayor tiempo y costo en su desarrollo, con respecto a los otros tipos de evaluaciones (Coneval, 2015).

La importancia de la evaluación de impacto radica en la medición de los efectos netos del programa sobre los beneficiarios, cuyos resultados permiten obtener conclusiones importantes acerca de la eficacia de éste para resolver el problema al que está enfocado. No obstante, para que una evaluación de impacto sea viable de ser realizada, el programa debe cumplir una serie de requisitos del monitoreo de información necesaria para llevarla a cabo (Coneval, 2015).

Las metodologías aplicables a la evaluación de impacto, de acuerdo con el Coneval son:

Experimental: Esta consiste en comparar dos grupos de la población con los mismos atributos pero que se diferencien entre sí por ser beneficiarios y no serlo. Es decir, funciona como un grupo de población objetivo y otro de control, esperando que así se hallen diferencias estadísticamente significativas entre la población objetivo y el grupo de control.

Cuasi experimental: Es utilizado cuando el método experimental no es factible implementarlo y a su vez, se construye a través de experimentos naturales, métodos de comparaciones emparejadas, métodos instrumentales, regresión discontinua y diferencias en diferencias.

Polaris Group

En Polaris Group diseñamos y evaluamos políticas públicas con profesionalismo y pasión para mejorar la gestión pública.

Contáctanos

Polaris Group Ciudad de Puebla
Blvd. Esteban de Antuñano # 2702 C.P. 72160
T: (222) 2.11.13.42


Suscríbete